Para que no los atrapen

Martin Niss (alias “Jefe de Jefes”) vino a nuestra casa a cenar. Él llevó una prensa para hacer tortillas que compró en Tijuana, e Idania lo instruyó teórica y prácticamente sobre la manera de usarla para hacer quesadillas. Ya podrá practicar más en su propia casa con el paquete de Maseca que le regalé…

Como era de esperarse nos la pasamos muy bien con Martin. Me sentí un poco mal cuando le dije que era un fresa (le expliqué el significado que yo le asignaba a la expresión), ¿pero de que otra manera puedes llamar a alguien que te dice que Nueva York es el lugar donde ha probado el mejor guacamole?

Cambiando de tema, Idania y yo tuvimos una semana sensacional porque logramos deshacernos temporalmente de Mariana. Muy valiente, ella se fue con sus compañeros y maestros de escuela a un campamento de invierno durante tres noches y cuatro días. Fueron al bosque a la zona de Kalundborg, al oeste de Selandia (la misma isla donde está Copenhague). Idania y yo aprovechamos para, entre otras cosas, dejar a un lado el miedo, equipar nuestras bicis con luces y campana (ahora ambos tenemos una bici), y entrar de lleno a la cultura ciclista de Copenhague. ¡Es divertidísimo!

Nuestro primer viaje fue de Østerport a nuestro departamento en Amager (unos 7 kilómetros por la ciudad), pero los siguientes días también fuimos a la playa, a Christiania, al parque Amager Fælled, al supermercado…Ahora estamos pensando en comprar una silla para instalarla en una de las bicis y pasear a Mariana.

Mariana regresó bien de su paseo. Con un poco de tos y cansada pero bien. Nosotros la recibimos con flores, globos, serpentinas, pastel y regalos. Descansó el fin de semana y hoy lunes regresó a la escuela.

Yo caí en depresión porque el muy pendejo olvidé la maleta con mi equipo para correr en el tren que me lleva de Roskilde a Copenhague. Aunque reclamé la maleta en la compañía de trenes, mi equipo no regresó. Como soy bien codo y el equipo me había costado caro pues me deprimí; no me cansaba de auto-pendejearme cuando me acordaba que todavía tuve el detalle de poner mis nuevos tenis de correr en la maleta que perdí en lugar de los viejos, para evitar que éstos últimos que estaban llenos de lodo ensuciaran la ropa de la maleta…

Cuando para desahogarme le conté a Idania, a Martin y a Uffe sobre mi desgracia deportiva, todos me contestaron palabras más palabras menos que sólo era una pérdida material, que no era un gran problema. Consideré que tenían razón y me fui a una nueva tienda para corredores que abrieron cerca de la casa. Como el invierno está de salida encontré con descuento algunas prendas invernales que aún necesito, y estoy planeando usar pronto unos nuevos tenis que me trajo Idania de México. Seguiré con los viejitos un rato más.

Ayer domingo fuimos a Måløv, como a veinte kilómetros de Copenhague, a visitar a mi amiga Lærke y a su familia. Lærke tiene algo así como 26 años y estudia su Doctorado en Didáctica de la Física en la Universidad de Roskilde. Ella tiene un hijo de un año (Esben), una hija de dos y medio (Nanna) y un esposo como de 29 años (Ebbe). Compartimos el lunch con ellos; Mariana no socializó, sólo jugó con  los juguetes de los niños. Idania y yo ofrecimos invitarlos a un almuerzo mexicano (con chilaquiles y toda la cosa) en nuestra casa próximamente.

Una sección de la plática con Lærke me inspiró para hacer un mini-estudio para mi clase de danés que acaba de comenzar: ¿qué es lo primero que les viene a la mente a los daneses cuando piensan en México? Realmente puedes sorprenderte con las respuestas. Lærke entre otras cosas interesantes dijo: “México es el lugar a donde viajan las personas que son prófugas de la ley en Estados Unidos para que no los atrapen…”

Mario

Anuncios

Una checa y dos danesas

Creo que nunca me había tardado tanto en actualizar el blog. De hecho debería estar secando la ropa que lavé, pero trataré de escribir rápido…

Han pasado muchas cosas desde la última vez que escribí. Por ejemplo, Mariana no sólo recibió un lugar en el kinder, sino que también nos notificaron que sería gratis. Fue una excelente noticia.

Mariana ingresó al kinder el 16 de enero de 2008; los primeros ocho días fueron los más difíciles. Comenzó muy bien, pero hubo un día que hasta tuvimos que forcejear (muy al estilo de Mariana) la maestra y yo para detener a Mariana en el kinder. Mariana me hacía sentir muy mal, es muy buena para chantajearme.

No. Pero hoy sí que me sentí mal. Me toca llevarla los lunes y cuando llegamos lo recordé de golpe al ver que una mamá dejaba a su hijo vestido de tortuga ninja: hoy hay alguna celebración danesa y los niños van disfrazados de lo que ellos quieran. Ya me lo habían dicho mis colegas en RUC el lunes pasado y le comenté a Idania. Ella me dijo que lo confirmara en la escuela y yo me olvidé por completo…hasta hoy que vi a la tortuga ninja. Me sentí muy pero muy mal cuando Mariana vio a sus compañeros disfrazados y ella con ropas ordinarias. Hoy cuando la recoja voy a disculparme con ella y a darle una explicación. Mejor cambio de tema pa’ no agüitarme más…

Idania ya comenzó sus clases de danés. Va los martes y los jueves tres horas al día. También ha habido cambios en su vida laboral (renuncias, más trabajo) de tal manera que ahora tiene los viernes libres.

Idania y yo hemos tratado de practicar la vida social “indoor”. Invitamos a Cristian y a su familia a desayunar (ellos son amigos de la familia y empleadores de Idania); celebramos el cumpleaños de Per con una cena para él; y el sábado pasado vino también a cenar mi amiga Eva Uhre de RUC (quien habla español). En la lista sigue mi querido amigo Martin Niss y una pareja que tengo en la mira…

Me contactó la oficina de impuestos de Dinamarca. Tengo que presentar algunos documentos para convencerlos de que no me cobren impuestos o no me cobren mucho. Afortunadamente estoy recibiendo el apoyo de mis colegas en Cicata y de la oficina de Alban. Ya veré en qué termina el asunto.

En el plano académico las cosas siguen avanzando: recibí una beca complementaria de la SEP por 300 USD mensuales durante un año; el artículo de investigación que propuse para el congreso ICME de Monterrey fue aceptado y será publicado en la página web; Casio pagará mi viaje al ICME de Monterrey; con ayuda de mi asesor, estoy diseñando un curso sobre modelación matemática para la Maestría del CICATA que me servirá para tomar datos para mi tesis. Mañana haré una pequeña presentación de una parte de ese curso a mis colegas de RUC.

Estoy feliz porque voy a ir a México. Quiero ver a mucha gente, quiero comer, quiero pasear con mi amigo Uffe, quiero ir de compras, quiero llevarle unas cervezas a mi papá.

Mario