Archivo mensual: junio 2015

Fui a Tamaulipas

IMG_1267

Fui a Tamaulipas. Por primera vez. La razón de mi visita, impartir un curso sobre enseñanza y aprendizaje de la geometría en la Maestría en Docencia de las Matemáticas en Educación Secundaria, impartida por el Centro Regional de Formación Docente e Investigación Educativa con sede en el Parque Científico y Tecnológico de Ciudad Victoria.

Mi encuentro con Tamaulipas fue aleccionador. Hubo aspectos de la vida cotidiana de la ciudad que saltaban a mi vista por percibirlos distintos, ajenos a la realidad de mi propia cotidianidad, la mayoría de ellos relacionados con el problema de inseguridad que se vive en México: los convoyes militares por las calles, los policías exhibiendo sus gruesas armas sin la más mínima aflicción de ánimo (como en el lobby del hotel en el que me hospedaba), las precauciones que te recomiendan tomar, las historias que cuentan los ciudadanos de la región. Esas, las historias, y particularmente las de los profesores de matemáticas, son las que más me sacudieron.

Las historias que cuentan los y las profesoras de matemáticas que escuché están salpicadas de injusticia, de inseguridad, de abusos de poder; pero también están teñidas de esfuerzo, de vocación, de perseverancia, de profesionalismo, de verdadero amor por la profesión de docente de matemáticas. Esos profesores suelen enseñar matemáticas en ambientes sociales complejos y en condiciones adversas. Sin embargo eso no apaga su entusiasmo por enseñar y por superarse, lo cual me parece encomiable e inspirador.

Esos admirables profesores y profesoras me dieron una dosis de realidad: de golpe me hicieron notar cómo transcurre mi vida académica en una burbuja, trabajando desde mi oficina, haciendo trabajo de investigación, asistiendo a congresos internacionales, parándome frente a ellos como “el experto”. Me toca vivir el glamour de la educación matemática, mientras que a ellos les toca librar batallas diariamente, en el salón de clases.

No deja de darme gusto que la disciplina de la educación matemática empiece a reclamar su lugar en aquella región. Aplaudo y le hecho porras a quienes están trabajando por acercar a estos docentes de matemáticas a nuestra disciplina (¡ánimo Erika!).

Termino esta entrada agradeciendo la hospitalidad y obsequiosidad de todos aquellos que hicieron posible e inolvidable mi visita a Tamaulipas.

 

Mario Sánchez Aguilar

México, D.F., a 16 de junio de 2015

Anuncios