Archivo mensual: marzo 2007

Desilusión, Chapter 2

LIcencia con goce de sueldo

Esta es la continuación del capítulo del mi Blog titulado “Desilusión”, publicado el 14 de febrero de 2007.

A pesar de todo, y a partir de mi solicitud de reconsideración al dictamen emitido por la COTEPABE, el Instituto Politécnico Nacional me concedió una licencia con goce de sueldo para apoyar mis estudios Doctorales en Dinamarca.

Quiero agradecer públicamente a las personas que me ayudaron a construir mi solicitud de reconsideración:

Dr. Javier Lezama Andalón

Dr. José Antonio Irán Díaz Góngora

Lic. Elizabeth Mariscal Vallarta

M. en C. Olga Arciniega

Ing. Joaquín Martínez Tapia

A tod@s, mis más sinceros agradecimientos.

Mario Sánchez Aguilar

Anuncios

Expoprofesiográfica 2007

Ayer estuve casi todo el día en la Expoprofesiográfica que cada año organiza el Instituto Politécnico Nacional (IPN). Es una exposición educativa en la que el IPN muestra las opciones que ofrece a los estudiantes mexicanos para que continúen con su desarrollo académico. Las opciones abarcan los niveles medio superior, superior y posgrado.

Me gusta y apoyo la propuesta de hacer una exposición como esa. Ves a muchos jóvenes buscando, preguntando, informándose, divirtiéndose.

Otra parte muy bonita, al menos para mi, es ver a padres o familias completas acompañando al joven estudiante a la Expo. Digo que al menos a mi me agrada esa idea primero, porque yo no estoy en su lugar; y segundo, porque se me hace buena onda que los papás se involucren y apoyen al joven. Aunque mi intuición me dice que para un joven promedio no ha de ser muy emocionante ir a la Expo con sus papás, en lugar de andar sólo con sus compas o novi@.

Siempre he creído que nuestro país tiene un problema de educación. Lo pienso cada que veo a una persona tirar basura en los lugares públicos sin el menor remordimiento, cuando viajo en el metro y miro cómo agandallan los lugares a personas que lo necesitan, cuando una mamá (o papá) le pone una madriza a su hij@ porque no le obedeció, en fin los ejemplos son muchos…En este contexto, me parece muy importante la labor que hace el IPN de informar y formar a los jóvenes que harán funcionar nuestra sociedad futura.

Bien por la Expoprofesiográfica. Además, es el único momento del año en que el señor Horacio me dirige la palabra.

Taches y palomitas

Que soba les pusieron a los mexicanos que concursaron en la pasada entrega de los premios Oscar. Eso les pasa por jugar un juego de gringos, donde se premian entre gringos, usando criterios gringos…

Bueno, como no tengo capacidad, ni tiempo, ni interés de ser crítico de cine, mejor cambio de tema.

Este mes va a ser muy pesado para mí (ver agenda en la página de inicio). Lo único que me anima es que voy a ir a Guadalajara a ver a mi familia y a mis amigos.

Amigos. Dicen por ahí que los amigos se cuentan con los dedos de la mano (frase sangrona pa’ decir que hay muy pocos amigos verdaderos). Recordé esta frase durante los últimos días, en que han sucedido revelaciones muy interesantes en cuanto a la gente que me rodea.

He descubierto con agrado la amistad sincera de personas. Gente que está lejos, otros que están más cerca, llamadas lejanas, acciones generosas, apoyo, más apoyo, saludos…Que bien te hacen sentir…Gracias.

But on the other hand, he recibido sorpresas desagradables de ni quien ni me lo esperaba. Gente a la que le has tomado cariño a lo largo del tiempo y, de repente, atando cabos, haciendo cuentas, te das cuenta de que es la mano que mece la cuna.

Una amiga, de quien guardo un grato recuerdo, me explicó hace algunos años, un esquema que utiliza para clasificar a la gente que la rodea: Consiste en un punto central (que es ella), circundado por varias circunferencias de diferentes radios. Cuando una nueva persona entra en su vida, la coloca en los circuitos más alejados del punto central, y conforme los va conociendo más, tienen la oportunidad de ‘avanzar’ a los círculos más pequeños o alejarse más, dependiendo de sus actos y cualidades. En ese entonces ella me decía que yo estaba muy cerca del núcleo. Ahora yo creo que ni en el diagrama aparezco…

Yo también tengo un mecanismo de clasificación, aunque menos geométrico. Nomás es una lista imaginaria. Ahí voy apuntando a la gente que conozco, y cuando llega el momento de emitir un juicio con base en sus acciones, les pongo una palomita o un tache. Algunos están en standby.

Tristemente, justo antes de mi partida a DK, he colocado unos taches donde nunca pensé, y donde no hubiera querido ponerlos. En otros casos realmente dolorosos para mí, tuve que sustituir palomitas por taches. Que pena.

Seguramente yo estoy con doble tache en más de una lista…

El Mario