Me va de la chingada

Me va de la chingada

Cuando se encuentran conmigo, bastantes personas me preguntan: ¿Y cómo te va en México? Para los que tengan la intención de hacerme la misma pregunta la próxima vez que me vean, ahorren tiempo y saliva porque la respuesta es simple: Me va de la chingada.

Regresar a México a sido duro. El regreso ha sido un reto más de esos que te pone la vida para probar tus límites.

Por donde le veo me llueve: Tengo broncas económicas porque el dinero no me alcanza; tengo problemas con el arrendador del lugar donde vivo y pronto nos moveremos de ahí; las broncas con colegas ya comenzaron a detonar por expresar con mi estilo particular mis críticas y mis puntos de vista hacia las prácticas de los matemáticos educativos y hacia el status quo de la matemática educativa en México; las broncas con familiares tampoco se han hecho esperar; he tenido varias derrotas académicas como rechazo de artículos y de proyectos de investigación; and last but not least, es una patada en los huevos volver a convivir con los mexicanos: no todos, pero muchos se comportan peor que animalitos del campo.

Además de su valor terapéutico, he decidido escribir esta entrada de blog como un mensaje a la vida. El mensaje es: Tú y tus malas rachas me la pelan. Entre más me chingas más fuerte me hago.

Mario

Anuncios

2 Respuestas a “Me va de la chingada

  1. Coincido en muchas cosas como siempre, un saludo tocayo. Me encanto la última frase de la entrada.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s