Mi primer Comité

primera_portada_em_1989

Un día decidí que quería ser investigador en matemática educativa. Pienso que a partir de entonces—¿o quizá antes?—comencé a plantearme retos o metas relacionadas con dicha profesión: participar en determinado congreso, publicar en cierta revista, ingresar al sistema nacional, obtener financiamiento externo, ser chair, formar nuevos investigadores, ganar una beca, etc.

Quizá la mayoría de las personas dedicadas a la academia somos así, tenemos ambiciones y deseos relacionados con nuestro trabajo. Creo también—o al menos es mi caso—que algunas de esas ambiciones/deseos ni las mencionamos, simplemente las deseamos en secreto o de manera discreta, y trabajamos en tratar de alcanzarlas.

Quiero aquí reconocer que una de mis ambiciones académicas secretas, pero no por eso poco anhelada, había sido formar parte del comité de alguna revista de mi disciplina. El momento de satisfacer ese deseo no llegó hasta este año 2016 que está por terminar. El 9 de octubre de 2016 recibí una invitación para formar parte del Comité Editorial de la revista Educación Matemática (EM), la cual acepté con mucho gusto. A partir del volumen 28, número 3 aparezco como miembro del Comité (entre Avenilde y Gloria).

comite_editorial_em_2016

Me gusta mucho la idea de pertenecer al Comité de EM, pero no porque la vea solo como una marca en mi checklist de deseos académicos, existen otras razones también. Por un lado siento aprecio por la revista; es una publicación que nos ha dado a mí y a muchos otros un espacio para desarrollarse, en mi caso como escritor—algunos de mis primeros escritos como estudiante de doctorado fueron publicados en EM, ver Sánchez (2007, 2009)—, y también como evaluador. Por otro lado, es un verdadero honor y una distinción que se haya pensado en mí como un posible miembro de ese grupo académico. Estoy feliz y consciente de la responsabilidad asociada a la distinción.

Quiero hacer el trabajo bien en EM—lo suficiente para renovar la invitación, que es solo por dos años—, y también espero que no sea la última invitación que reciba por parte de una revista. Mientras eso sucede quiero escribir esto como bookmark en mi vida académica.

Mario Sánchez Aguilar
Ciudad de México, 30 de diciembre de 2016

Referencias

Sánchez, M. (2009). Uso crítico de los índices y modelos matemáticos gubernamentales en el desarrollo de profesores en servicio. Educación Matemática21(3), 163-172.

Sánchez, M. (2007). Reseña de “Humans-with-media and the Reorganization of Mathematical Thinking. Information and Communication Technologies, Modeling, Visualization and Experimentation” de Marcelo Borba y Mónica Villarreal. Educación Matemática19(2), 129-132.

Anuncios

Una respuesta a “Mi primer Comité

  1. Bien por este reconocimiento; considerando que en la anterior revista no pasaste de “colaborador técnico” y tu nombre en arial 7

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s